face-impcc

Se centra en la reestructuración cognitiva, modificación del comportamiento y/o el desarrollo de destrezas de manejo alternativas. Sus características principales se centran en un proceso terapéutico:

  • Breve y con límite de tiempo. Da resultados positivos para el cliente en un período de tiempo relativamente corto. Los clientes suelen recibir aproximadamente 20 sesiones en promedio. Es instructiva y asigna tareas para llevarse a casa.

  • Centrada en el presente.¿Qué está pasando con el paciente en el “aquí y ahora”?

  • Centrada en la forma de pensar. Ayuda al paciente a reconocer y entender los pensamientos personales que pueden llevar a los miedos y preocupaciones irracionales. Las distorsiones cognitivas del pensamiento, son exploradas por el paciente y el terapeuta de manera colaborativa.

  • Práctica y con asignación de tareas. Desarrolla nuevas destrezas al enseñar formas diferentes de entender las situaciones y las respuestas a las mismas. El terapeuta actúa como un maestro y guía. Las asignaciones para el hogar, que incluyen lecturas, fomentan que el paciente practique las técnicas aprendidas.

  • Naturaleza Individualizada. La TCC exige que el terapeuta sea sensible al parear el contenido, habilidad de escoger el momento oportuno y la presentación de destrezas y comportamientos nuevos de acuerdo a la preparación del cliente.

  • Relaciones Terapéuticas sólidas. Establece una relación en la que se confía y el paciente desarrolla destrezas racionales de auto-consejería que le guían a aprender a pensar de otra forma. El papel del terapeuta es escuchar, educar y fomentar; mientras que el rol del paciente es expresar sus preocupaciones, aprender e implementar ese aprendizaje.

  • Los consultantes. Pueden ser una persona, una pareja, una familia o un grupo. Se considera que la terapia fue efectiva en la medida que el consultante logre las metas que se propuso y mejore su calidad de vida.

  • La Terapia Cognitivo Conductual considera. Las personas nacemos con una herencia y un determinado temperamento, con los cuales comienza a interactuar con su entorno, aprendiendo pautas de comportamiento, tanto beneficiosas como perjudiciales para sí mismo y/ o para los demás. El término conducta se entiende en un sentido amplio, abarcando conductas visibles, así como pensamientos, sentimientos y emociones.

  • Es en la interacción familiar temprana y en el intercambio social y cultural posterior. Donde se produce el proceso de adquisición de nuestra manera habitual de pensar, sentir y actuar.

  • El proceso de aprendizaje no es unidireccional. Se trata de una compleja secuencia de interacciones, por lo que no somos receptores pasivos de la influencia del medio. Todo aprendizaje ocurre siempre en un individuo que trae consigo una determinada constitución genética y una historia personal y única. Esto explica que ante una misma situación cada persona reaccione de manera diferente.

  • El enfoque Cognitivo Conductual investiga. Cómo aprendemos, es decir los principios que explican el aprendizaje, tanto de comportamientos deseables como perjudiciales. El qué aprendemos, es algo que depende de la constitución genética y fundamentalmente, de las experiencias de vida particular e intransferible de cada persona.

  • Algunos de estos aprendizajes. Nos ayudan a sentirnos bien, a relacionarnos adecuadamente con los demás y a lograr lo que nos proponemos. Otros en cambio, nos generan dolor, resentimiento, dañan nuestra salud y nuestras relaciones interpersonales. A ellos estará dirigida la terapia.